Psicología y Mujer: El Síndrome Pre-Menstrual

Psicología y Mujer: El Síndrome Pre-Menstrual

No hace mucho “presencie” una conversación virtual por WhatsApp entre mis amigas (adorables ellas, os quiero!) que me dio mucho que pensar… Hablaban sobre el Síndrome Pre-Menstrual y sobre posibles tratamientos que les funcionasen para aliviar los tan molestos síntomas que solamente nosotras conocemos.

Inmediatamente pensé el título que daría lugar a este artículo… Psicología y Mujer: El Síndrome Pre-Menstrual, este es un tema que nos interesa a todas nosotras, así que me puse manos a la obra para recabar la información más relevante y ver qué consejos podemos daros desde Alentia Centro de Psicología en Granada que puedan ayudarnos a las mujeres de Granada y del mundo para combatirlos!

Comencemos por lo básico: ¿Qué es el SPM?

El Síndrome Pre-Menstrual es un conjunto de síntomas tanto físicos como psíquicos que aparecen en algunas mujeres durante los días previos a la regla. No todas presentamos estos síntomas de la misma manera ni con la misma intensidad. Además también existen diferencias en función del momento por el que estamos pasando, incrementándose la respuesta en etapas de estrés.

Las mujeres que lo tienen, los presentan de forma cíclica, antes de la menstruación. Los síntomas aparecen de 1 a 14 días antes del comienzo del período y desaparecen con la aparición de la regla o poco después, sintiéndose bien durante el resto de los días.

En general suele ser más común en mujeres con más de 25-30 años y en las que tienen hijos/as. Además, existen mujeres con una predisposición natural a padecerlo y en estos casos se experimentan los síntomas ya desde la adolescencia.

sustituye_antojo3

¿Qué molestias puede provocar el Síndrome Pre-Menstrual?

  • Físicos: tensión mamaria, hinchazón, dolor de cabeza, cambio del apetito, estreñimiento o diarrea, cambios en el sueño y palpitaciones, entre otros.
  • Psicológicos: sentimiento de tristeza, cansancio y fatiga, dificultad de concentración, ansiedad e irritabilidad, entre otros posibles.

Cuando esos síntomas se presentan de forma intensa e interfieren en el bienestar de la mujer, es recomendable consultar con el médico quien puede encontrar remedio recomendando tomar suplementos vitamínicos, antiinflamatorios o algún otro tratamiento que alivie los síntomas derivados de SPM.

Sin embargo, lo que a nosotras nos atañe son los efectos psicológicos, vamos a ver qué cambios en el comportamiento y conductas podemos realizar cuando los síntomas se presenten para encontrar alivio y mejoría y que además tendrán efectos beneficiosos sobre las molestias físicas que podemos sentir.

  1. Alimentación.

Toma fruta: Es recomendable tomar fruta fresca,su sabor dulce puede reducir la ansiedad (si, la de comer chocolate compulsivamente)  y su aporte de fibra así como su elevado contenido acuoso puede ayudarnos a reducir la retención de líquidos en el organismo. Asimismo, las frutas frescas, como las verduras crudas, nos ofrecen una gran dosis de vitaminas y minerales necesarios para atenuar los síntomas del SPM.

Especialmente se recomienda aquella fruta que sea rica en vitamina B, el plátano, rico en vitamina B6, ha demostrado reducir la retención de líquidos, la hinchazón y la sensibilidad en los senos. Además,también es rico en triptófano y al poseer hidratos de carbono complejos, mejora el estado de ánimo que puede verse afectado por el SPM.

El Pescado azul: el pesado azul o graso contiene elevada cantidad de ácidos grasos omega 3 que han demostrado atenuar los dolores y actuar como antiinflamatorios, por eso, su consumo puede reducir los síntomas del SPM. Podemos consumir salmón, sardinas, atún…

Leche: el calcio de la leche y sus derivados puede atenuar los síntomas del SPM al afectar positivamente el ciclo de la mujer, pero al mismo tiempo, la leche y demás lácteos son ricos entriptófano, un aminoácido que favorece la liberación de serotonina en el cuerpo y ésta, tiene la cualidad de mejorar el estado de ánimo y reducir la irritabilidad o nerviosismo.

Frutos secos: los frutos secos también favorecen la liberación de serotonina en el cuerpo y mejoran el humor, pero además, son ricos en magnesio que permite relajar el sistema nervioso y reducir la irritabilidad al mismo tiempo que colabora en la disminución de la hinchazón que caracteriza al SPM.

  1. Ejercicio físico.

Lo sé, qué pereza! Lo último que me apetece es ponerme ropa de deporte y salir a correr, o ir al gimnasio… El ejercicio físico se recomienda de forma aeróbica y a lo largo de todo el mes, no de forma esporádica, sino como hábito de vida.

Hacer ejercicios aeróbicos regularmente alivia los síntomas del SPM. Puede también mejorar los síntomas de cansancio y depresión. El ejercicio aeróbico, como las caminatas rápidas, correr, montar en bicicleta y nadar, aumenta la frecuencia cardíaca y el funcionamiento de los pulmones. Una buena meta es por lo menos 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana.

Hay mujeres a las que el yoga o el Pilates les funciona muy bien, esto es debido a que son ejercicios que se trabajan de forma combinada, aeróbica e incorporando técnicas de respiración, de las que también hablaremos.

  1. Relajación

Como adelantábamos al principio, el estrés incrementa en gran medida las sensaciones de malestar provocadas por el SPM, por eso es importante encontrar maneras para relajarse y reducir la tensión.Los masajes terapéuticos son otra forma de terapia de relajación que puedes probar.

Desde Alentia Centro de Psicología en Granada, os recomendamos la técnica de respiración abdominal, que proporciona multitud de beneficios: combate las situaciones estresantes gracias a sus efectos relajantes, los órganos abdominales afectados por las molestias del SPM reciben un masaje que alivia los síntomas, promueve la oxigenación de la sangre…

Podéis encontrar las instrucciones sobre cómo aplicar esta técnica en nuestro apartado de “recursos” 

El importante tener una buena higiene del sueño, dormir las horas que nos sean necesarias: La Organización Mundial de la Salud recomienda que al menos sean 6 horas de sueño diarias.

Es recomendable que esas horas de sueño sean en la misma franja horaria cada día, y que nuestro cuerpo mantenga unos buenos hábitos: no tomar cafeína horas antes de ir a dormir, tener un espacio bien acondicionado de sueño sin elementos distractores, etc.

Esperamos que este tema sea de vuestro interés y, por supuesto, os animamos a poner en práctica las recomendaciones que os hacemos, las cuales estamos seguras que os ayudarán a aliviar las indeseables molestias provocadas por el SPM.

Desde Alentia Centros de Psicología en Granada nos seguimos informando sobre todos aquellos temas que os resulten de utilidad, ¿queréis ponernos alguna temática que os interese o preocupe? Os escuchamos: info@alentiapsicologia.es

 Mabel Domínguez

Psicóloga Sanitaria, Alentia Centro de Psicología

7 comentarios sobre “Psicología y Mujer: El Síndrome Pre-Menstrual”

  1. Me ha parecido bastante interesante! Ls consejillos siempre vienen bien en stas situaciones en las q ns sentimos molestas!! Gracias!! ls pondre en practicas!

  2. Muy muy buen artículo sobre este síndrome que cada mes me visita! Mil gracias por los consejos para hacerlo más llevadero! Sois grandes profesionales!

  3. Que gran articulo!!! Consejos buenisimos para acabar con ese sindrome que padecemos las mujeres!! Por ejemplo,no sabia lo del platano!! Yo que siempre acabo recurriendo a la tableta de chocolate!!
    Muchas gracias!!!
    Segurisimo que lo pongo en practia!

  4. Muy buen artículo!!no sabía lo del plátano con lo que me gusta!!y probaré la respiración abdominal!!!gracias por hacernos más llevaderos esos temibles días!!

  5. Verdaderamente son síntomas muy desagradables e incómodos, pero con los consejos que indicais seguro que mejoran y se atenúan bastante, gracias !!!!

  6. Me encanta el articulo!! En todo momento me sentido identificada. Algo he sacado en claro. El fin va a ser comer frutos secos… mi pareja lo agradeceria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.