Técnica de Respiración abdominal - Tu centro de psicología en Granada

Técnica de Respiración abdominal

Técnica de Respiración abdominal

Desde Alentia Centro de Psicología os traemos información muy útil y práctica: la técnica de Respiración Abdominal.

Los ejercicios de respiración pueden ser muy útiles para relajarte y ayudar a aliviar el estrés, los problemas para quedarte dormido, la sensación de agobio, ese nudo en el estómago…

No esperes a que la situación te desborde, la respiración controlada puede ser de gran ayuda a diario, permite no solo mantener  la mente y el cuerpo funcionando lo mejor posible, sino también bajar nuestra presión sanguínea, y promover sentimientos de calma y relax ayudando a desestresarnos.

Os recomendamos aplicarla a diario, en unos minutos de relax que te ayuden a hacer un descanso en las tareas diarias para continuar con energía, ¡con que encuentres un hueco de 5 minutos basta!

Cómo se practica:

  1. Para aprender es útil acostarse boca arriba cómodamente, y más adelante podrás practicar la respiración abdominal sentados, de pie, caminando… según practiques la podrás incorporar a tu vida cotidiana y te requerirá menos esfuerzos.  Procura, para empezar, estar realmente en una postura cómoda, así que túmbate colocando un cojín bajo tu cabeza y tus rodillas.  Posa tus manos en el abdomen.
  2. Antes de empezar expulsa a fondo el aire de tus pulmones varias veces, si quieres haciendo algunos suspiros, con el fin de vaciarlos bien de aire residual, lo cual automáticamente provocará la necesidad de inspirar más profundamente.
  3. Una vez provocado este impulso de respiración profunda, inspira llevando el aire “hacia tu abdomen” como si quisieras empujar hacia arriba las manos posadas en él.  Mientras más extiendas el diafragma y más profundo respires, más se “hinchará” tu vientre.
  4. Retén unos instantes el aire en tus pulmones.
  5. Cuando sientas la necesidad de expulsar el aire, hazlo relajando tu vientre (este se “desinflará” y las manos bajarán con él). Y al final de la exhalación empuja voluntariamente el diafragma hacia los pulmones para expulsar todo el aire.
  6. Quédate un instante con los pulmones vacíos, sintiendo cómo te vas relajando, y en cuanto sientas nuevamente el impulso de inspirar, hazlo profunda y lentamente volviendo a llenar tus pulmones mientras tu abdomen sube.

 como-relajarte-a-traves-de-la-respiracion-1

Practica esta respiración durante el tiempo que te apetezca.  Puedes usarla para relajarte antes de dormir, como descanso a mitad del día o para comenzar el día oxigenándote plenamente.